martes, 26 de junio de 2012

La entrada 50


Bien. Después de seis meses de arduo trabajo, desveladas interminables, reseñas con retraso, y otras muchas calamidades, me place mucho informarles que hemos alcanzado la entrada número cincuenta. Tal vez esto no suene como algo memorable, pero la verdad es que este Blog se logra con mucho esfuerzo. A pesar de los contratiempos puedo decir que mantenemos la misma energía que en la primera entrada. Mejor aún, tenemos más ánimos que antes. El Blog nos enorgullece mucho, no como  una forma de presumirles lo mucho -o poco- que hemos leído, sino como una manera de acercar a las personas, de alguna forma, a la lectura. La idea no es que lean todos y cada uno de los títulos que ven aquí, no. La idea es que tomen una iniciativa partiendo de la recomendación de alguien más y de a partir de ahí se lancen al mundo de la literatura. Claro que nos faltan otras muchas, muchas, entradas. Los libros podrían hacerle buena competencia al número de estrellas en el universo. Pero, con seis biografías y cuarenta y tres libros, puedo decir que vamos empezando camino. Gracias a quienes nos leen, a quienes comentan y a quienes se quedan. Ojalá esto no muera.

Ahora bien, como parte de esta 'Entrada 50' hemos decidido hacer algo diferente. A continuación una lista de cincuenta datos divididos en cinco secciones. Unas cuantas curiosidades que hemos encontrado en los libros y que nos gustaría compartirles, los de color rojo le corresponden a DVX y los morados son míos.



I. RAREZAS EN LOS LIBREROS
Todos hemos visto, o mejor aún, tenemos un libro del cual no podemos explicar su existencia. Ya sea por el título o por el contenido mismo, hay libros que no parecen tener una razón de ser. Y bueno, la verdad es que  existen muchos libros que no debería haber sido editados nunca, Crepúsculo o los libros de Yordi Rosado son sólo algunos ejemplos, pero también hay libros que funcionan como parodias, entretenimientos chuscos o en los que de verdad se llevó un esfuerzo, aunque sea difícil de creer. Libros extraños por su inutilidad o masoquistas por su precio, pero libros a final de cuentas:

1. How to Avoid Huge Ships / Capt. John W. Trimmer
La joya escondida con mayor renombre en Amazon y demás rincones del internet. Ha inspirado miles de reseñas sarcásticas, por su aparente inutilidad total en el mundo real. Una de ellas lee: “Estaba corriendo alrededor de la manzana cuando, de pronto, casi fui aplastado por un enorme barco. Gracias a Dios, había leído…” Sin embargo, también ha desatado un fenómeno distinto, conectado a la apreciación de nuestra sociedad por las rarezas y antigüedades. Sólo hay 11 ejemplares a la venta, todos con un precio mayor a 44 dólares.

2. Alcatraz Versus the Evil Librarians / Brandon Sanderson
Lo más memorable de este libro es que va en serio (y, lo mejor, es que lo tengo.) El protagonista de verdad se llama Alcatraz, pero para efectos prácticos prefiere que le digan Al. Claro, no podemos dejar fuera la parte en la que lo rompe todo, o que sus padres le regalan una bolsa de arena en su cumpleaños, ni a los bibliotecarios malignos quieren dominar el mundo, ni que Al debe detenerlos, ni que en algún momento queda sin pantalones... Y bueno, es una saga a la que le siguen otros tres libros y Dream Works tiene los derechos para realizar al película, en algún futuro lejano... 


3. How to Read a Book / Mortimer J. Adler
Contrario a lo que podría pensarse, este paradójico volumen goza de prestigio por las razones correctas. Detrás del contradictorio título, hay lo que parece ser una buena guía para comprensión de lectura. El problema con haberlo nombrado así es que no puedes dejar que nadie te vea leyéndolo, a riesgo de nunca ser respetado de nuevo.

4. How to Speak Zombie: A Guide for the Living / Steve Mockus
"En un mundo dominado por zombies, la única esperanza de sobrevivir recae en aprender el lenguaje de los no-muertos." Ok, a mí ni me vean, esa línea la saqué de Amazon. Lo que quiero saber es si el autor de verdad se apellida 'Mockus', pero bueno. En las múltiples reseñas que he encontrado, este libro es calificado de ser 'ideal para niños' (¿pues qué niños tienen?) y 'perfecto para zombie lovers'. No deja de ser un chasco muy grande -nacido del interés creciente en los zombies-, pero tampoco deja de lado aquello que 'de verdad se publica cualquier cosa'.


5. The Elements of F*cking Style / Chris Baker
Por segunda ocasión, este libro parece ser, en realidad, muy útil. Es una parodia del clásico manual de redacción The Elements of Style, usando ejemplos más cercanos al florido lenguaje de nuestros días, como el siguiente, sobre los posesivos del inglés: “Chris’ girlfriend lets him fuck her in the ass.”… Elegante. Todo sea por el aprendizaje.

6. Sepa la bola: Grandes verdades y brujerías gratis  / Jis [José Ignacio Solórzano] 
No sé que decir de este libro además de que es g-e-n-i-a-l. Retoma y habla de todo, desde los gatos hasta el sexo. Grandes personalidades como Da Vinci hacen aparición aquí, la historia de la humanidad, los orígenes del cine, la verdadera definición de amor, la existencia de los ángeles, el engorro del comercio, la política, la belleza de las flores, todo tiene lugar aquí. Claro, casi olvido decirles, son todas caricaturas y viñetas. Sí. Las grandes verdades de la humanidad develadas en trazos a lápiz y uno que otro color. 

7. The Mullet: Hairstyle of the Gods / Mark Larson
Es difícil imaginar un contexto en que este libro sirva de otra cosa más que tope de puerta. Como su nombre dicta, es un homenaje a la famosa mullet; el peinado más odiado y ridículo de los 80s. Sin embargo, el autor y sus colaboradores parecen tomárselo muy en serio; y cuando digo en serio digo que el primer capítulo analiza el origen etimológico de la palabra ‘mullet’. Una disculpa a los arboles que fueron talados para esto.

8. I Watched a Wild Hog Eat My Baby!: A Colorful History of Tabloids and their Cultural Impact / Bill Sloan
Bien, es un libro sobre tabloides de supermercados, su historia y múltiple influencia, además de las personalidades que los hacen posibles. Sí, yo también guardo silencio por esos pobres árboles desperdiciados. 

9. The Mezzanine / Nicholson Baker
Como notarán, éste libro no tiene un título ridículo, y si es una rareza se lo debe al contenido. Es una novela corta, de alrededor de 150 páginas, acerca de los pensamientos de un hombre que sube por una escalera eléctrica mientras va a su oficina. Eso es todo, un monólogo interno delirante, lleno de observaciones inútiles, pero increíblemente entretenidas; por ejemplo, la técnica perfecta para tomar soda con una pajilla sin dejar de leer el libro que se lleva. Debe ser curioso estar en el cerebro del autor.

10. Knitting with Dog Hair: Better a Sweater from a Dog You Know and Love Than from a Sheep You'll Never Meet / Kendall Crolius
Mientras pienso en alguna descripción para... esto, les traduzco el título: 'Tejiendo con pelo de perro: Mejor un suéter de un perro que conoces y amas que de una oveja que jamás vas a conocer' y después de traducir esto sólo me quedan tres cosas que agregar: 1) Es en serio, son instructivos para almacenar y limpiar pelo de  perro y después tejer con él. 2) Que mujer tan desconfiada. 3) Tomado de un comentario de Amazon: 'Tengan mucho cuidado con este libro. Pensando que sería lista, rasuré a mi perro y luego le tejí un sueter usando su propio pelo, Creo que esta paradoja ha rasgado un pequeño agujero en la continuidad espacio-tiempo. Mi hijo parece estar envejeciendo en reversa, haciendo que descuente una estrella a esta reseña. Por lo demás un libro muy informativo."


II. ALGO QUE DEBES LEER

Probablemente nos estamos metiendo en camisa de once varas al querer reducir a diez una lista de cosas que DEBES leer. Pero sólo tómenlo como diez de las miles de cosas que deben leer, junto con una opinión muy sincera de quien los ha leído. 

1. Crimen y castigo / Fyodor Dostoyevski
Este es probablemente el libro más importante que he leído, y ni siquiera lo tengo. Como ustedes sabrán, es una cosa grande, pero lo leí muy rápido y sin detenerme, después de pedir un préstamo en la biblioteca. A pesar de que se ha vuelto una influencia muy honda en mí, creo que es indispensable en general por ser una muestra innegable de maestría novelística, así como de entendimiento sobre las fases más oscuras del espíritu humano, y su redención.

2. La elegancia del erizo / Muriel Barbery
Lo he dicho antes y lo diré siempre, el impacto que tiene este libro es inimaginable. Quizá la autora no sea la persona más conocida, pero eso no quita la maestría de su libro. Sus personajes se tejen a sí mismos y conectan de maneras asombrosas. Los cruces y entrecruces, cada línea es pura poesía y un aroma a desencanto impregnado en cada personalidad aquí descrita. Es belleza en estructura y lenguaje. Pero al final nos da una de las lecciones más grandes, no sólo aquella de no juzgar por las apariencias, sino no despreciar la capacidad de la literatura para unir a las personas.

3. Los miserables / Victor Hugo
Siempre me han impresionado los libros que son mosaicos de su tiempo, y este es uno de los más majestuosos. Abandonando los primeros círculos de la sociedad, Victor Hugo se centra en personajes torturados para retratar la decadencia y el renacimiento de una sociedad. La escena de Waterloo y el rescate de Marius de la barricada son algunos de los pasajes épicos mejor logrados de la historia, pues no sólo son realistas, sino que escarban hondo en la carne de los tiempos, llenándolos de violencia y piedad.

4. El guardián entre el centeno / J. D. Salinger
Clasificado por muchos como un 'libro de culto' por la cantidad de hechos violentos en la que se ha visto involucrado, este libro es por mucho un grito adolescente. Sus hojas impregnadas de un lenguaje sin tapujo alguno, donde la ansiedad, el sexo, los cigarrillos y el sentimiento de ' no sé hacia donde voy' revolotean en la mente de un solo personaje. Léanlo, no por morbo, sino por descubrir aquellas ansias atrapadas en una sola persona, en una sola ciudad, en un solo día. 

Si hubiera una forma de inyectar libros vía intravenosa, hoy mismo, a 5 días de las elecciones, se lo inyectaría a todos y cada uno. Si permitimos que la ignorancia sea la fuerza, pronto nuestra libertad no será más que esclavitud. Por más despensas que regale, un régimen oscurantista siempre será un Gran Hermano: frío, desalmado y manipulador.

6. Fahrenheit 451 / Ray Bradbury
Creí que una novela jamás me causaría algún tipo de miedo; después leí Fahrenheit. Esta obra de Bradbury lleva un contenido que no podemos dejar de ignorar, es un reflejo de esta época llena de tecnología que nos consume como personas, un reflejo escrito hace muchos años. Un minuto, un segundo, en que nos liberemos de una pantalla estúpida y dejemos que nuestros pensamientos se desarrollen. Una oda a los libros, a aquellos que tanta falta y compañía nos hacen aunque no lo queramos admitir. Sin ellos no somos nada.

Siento que esta novela debe leerse tanto por sus temas como por su relevancia. Todo padre puede identificarse, y todo hijo puede comprender mejor a esas figuras que a veces parecen tan autoritarias. Pero también es un libro importante. Pueden ser aires proféticos fuera de lugar, pero algo me dice que La carretera va a ser estudiada en las escuelas en medio siglo. Veremos.

8. La historia interminable / Michael Ende
Unir la fantasía con la realidad es algo de todos los días, pero hacerlo con suficiente delicadeza como para hacer a todos olvidar que estás en un mundo de ficción, eso, eso sólo lo logra Ende con este libro. Como clásico juvenil, como clásico de la fantasía La historia interminable nos sumerge en un auténtico viaje que no termina nunca porque al termina de leerlo es imposible abandonar el hábito de la lectura. Es lo más grande que logra este libro, sumergirnos en lo grandioso de la fantasía y, al salir de aquí, nace la necesidad de crear fantasía por nuestra cuenta. Además el cometido infantil que se olvida en la edad adulta, jamás dejar de imaginar.

9. Romeo y Julieta / William Shakespeare
Sí, sí, lo sé. Que cliché. Pero no estoy sugiriendo lo que creen. Romeo y Julieta debe ser leído porque mucha gente la toma sólo como una referencia cultural. No la leen, sólo saben la trama por programas de TV y alusiones varias, y piensan “que romántico.” No, no es romántico, es una oda a las hormonas adolescentes y a la estrechez de miras de la sociedad. Los personajes ni siquiera parecen amarse más allá de lo que les atrae lo prohibido. No es odio de ninguna forma, de hecho es una obra muy entretenida y elocuente; sólo les pido que la lean, y formen su propia opinión.

10. Macbeth / William Shakespeare
Siendo esta la tragedia más corta de Shakespeare, no pide nada para ser la mejor lograda. La codicia de un hombre, la locura de su mujer, los dados del destino, las profecías de las brujas. Todos en escena y listos para mostrar las manos ensangrentadas de quien ha matado a un rey, destruyendo así el orden de la naturaleza, el equilibrio del reino de Escocia. Shakespeare logra ensamblar una gama inmensa de maldad humana en colores rojo y negro, para después dar paso a la restauración del orden. El marco histórico en el que fue escrita esta obra se deja ver en el mismo Macbeth, algo que ha llegado hasta nosotros; el hombre tomando sus propias decisiones y afrontando las consecuencias de las mismas.


III. INICIOS

La atención que le damos a un libro depende, por mucho, de las primeras líneas del mismo. Una abertura buena por lo regular conlleva a una historia aún mejor. Normalmente estas listas tienen sus favoritos de siempre: Moby Dick, Ana Karenina, etc. Hemos decidido mantenernos al margen de ellos. He aquí algunas de los inicios que atraparon nuestra atención y nos arrastraron hasta la última línea de un libro, libros que tal vez no son tan conocidos pero que valen mucho.

1. The Perfect A**hole’s Guide to Handling Chicks / Karl Marks, Dan Indante
Todo inició un día cuando tus padres estaban tomados, y tu padre se lanzó sobre tu desmayada madre después de que ella terminó su tercera copa de zinfandel blanco.

2. Crónica de una muerte anunciada / Gabriel García Márquez
El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5.30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo.  

3. House of Leaves / Mark Z. Danielewski
Esto no es para ti.

4. La hija del sepulturero / Joyce Carol Oates
<<En la vida animal a los débiles se los elimina pronto.>> Lleva diez años muerto. Diez años enterrado con la cabeza destrozada. Diez años sin que nadie lo llore. Cualquiera pensaría que su hija, esposa ya y madre, se habría librado de él a estas alturas. ¡Cómo si no lo hubiera intentado, maldita sea!

5. Dientes blancos / Zadie Smith
Temprano en la mañana, tarde en el siglo, Cricklewood Broadway. A las 06:27 horas del 1 de enero de 1975, Alfred Archibald Jones estaba vestido de pana y sentado en un Cavalier Musketeer Estate lleno de humo, boca abajo sobre el volante, esperando que el juicio no fuese muy duro con él.

6. La ladrona de libros /Markus Zusak
Primero los colores.
Luego los humanos.
Así es como acostumbro a ver las cosas.
O, al menos, así intento verlas.
-UN PEQUEÑO DETALLE-
Morirás.

7. El restaurant en el fin del universo / Douglas Adams
La historia hasta ahora: En el principio, el Universo fue creado. Esto ha hecho enojar a mucha gente, y en general se le considera una mala decisión.

8. Ethan Frome / Edith Wharton
Me contaron esta historia varias personas, poco a poco, y, como suele suceder en tales casos, cada vez era una historia distinta.

9. Dos crímenes / Jorge Ibargüengoitia
La historia que voy a contar inicia una noche en que la policía violó la Constitución.

10. Kensington Gardens / Xavier B. Fernández
Tictac, tictac, tictac, tictac. 


IV. DEDICATORIAS

Creo yo que la dedicatoria es una de las cosas más personales que nos otorga el autor. Un momento dulce donde descubrimos por qué va este o aquel libro. Tal vez encontramos el momento en que inició aquella marcha tortuosa que es la escritura, o una simpatía por aquel trabajo,  o sólo un gesto hacia alguien, a veces hacia nosotros, lectores metiches, que esculcamos en el corazón de alguien más. 

1. La guía del autoestopista intergaláctico / Douglas Adams
Para Jonny Brock, Clare Gorst y todos los otros Arlingtonianos por darme té, simpatía y un sillón.

2. Las pequeñas memorias / José Saramago 
A Pilar, que todavía no había nacido y tanto tardó en llegar. 

3. Rant / Chuck Palahniuk
Para mi padre, Fred Leander Palahniuk. No mires al suelo. Por favor.

4.  El principito / Antoine de Saint- Exupèry
Pido perdon por haber dedicado este libro a una persona mayor. Tengo una excusa importante: esta persona mayor es el mejor amigo que tengo en el mundo. Tengo otra excusa: esta persona mayor puede comprenderlo todo, incluso los libros para niños. Tengo una tercera excusa: esta persona mayor vive en Francia pasando hambre y frío. Si todas estas excusas no son suficientes, quiero dedicar este libro al niño que fue alguna vez esta persona mayor. Todas las personas mayores fueron antes niños (pero pocas lo recuerdan). Corrijo entonces mi dedicatoria:
A Leon Werth, cuando era niño.

5. Saltatriz; diminuto / Antonio Granados
A Mar, que, aunque no supe sacarla a bailar, me aceptó la pieza más larga de su vida.

6. Las crónicas de Narnia: El león, la bruja y el armario / C. S. Lewis
Para Lucy Barfield
Mi querida Lucy:
Escribí esta historia para ti, pero cuando la empecé no había caído en la cuenta de que las muchachas crecen más rápidamente que los libros. Por lo tanto, ya eres mayor para los cuentos de hadas y, para cuando el relato esté impreso y encuadernado, serás aún mayor. Sin embargo, algún día serás lo bastante mayor para volver a leer cuentos de hadas, y entonces podrás sacarlo de la estantería superior, quitarle el polvo y decirme que opinas de él. Probablemente, yo estaré tan sordo que no te oiré , y seré tan viejo que no comprenderé nada de lo que digas... A pesar de todo seguiré seguiré siendo....
tu afectuoso padrino,
C. S. Lewis

7. Los hijos de Anansi / Neil Gaiman
Saben como es. Abren el libro, van a la dedicatoria y encuentran que, de nuevo, el autor le ha dedicado el libro a alguien más. No esta vez.
Porque no nos hemos conocido aún/nos conocemos de vista/estamos locos uno por el otro/no nos hemos visto en demasiado tiempo/estamos emparentados de algún modo/nunca nos conoceremos, y a pesar de eso, espero, pensaremos siempre con cariño uno del otro…
Este es para ti.

9. Harry Potter y las reliquias de la muerte / J. K. Rowling
             La
          dedicatoria
              de este libro
       se divide
   en siete partes:
para Neil.
   para Jessica,
        para David,
           para Kenzie, 
                      para Di, 
            para Anne
        y para ti
    si has
         seguido
               con Harry
                     hasta
                   el
                     final.

9. Pulp / Charles Bukowski
Dedicado a la mala escritura.

10. Diario de un ostión / Flor Aguilera García
A mi familia: "You are the bubbles in my drink."

V. LAS EXCENTRICIDADES 

No podemos subir a los autores en un pedestal y simular que sus vidas son intocables e inmaculadas. En ningún momento nos dejarán de interesar a aquellas curiosidades que hacen de nuestros autores favoritos personajes meramente novelescos. Todos tenemos nuestras manías o nuestras historias poco solemnes. Es por esto que, como despedida, les obsequiamos diez datos curiosos o historias insólitas sobre aquellos hombres y mujeres que moran sobre nuestro librero.

1. El prólogo de La conjura de los necios, segunda y última novela del americano John Kennedy Toole, relata la forma en que ésta fue publicada. El autor sufría de una depresión crónica, y cometió suicidio en 1969, a los 32 años. Su madre tocó puertas de una forma desesperada buscando la publicación del libro hasta 1976, cuando el escritor Walker Percy leyó el manuscrito y reconoció el trabajo de un genio. La publicación se dio, al fin, con la ayuda de Percy, en 1980. La novela procedió a sacudir los estándares a diestra y siniestra por sus personajes disparatados y humor más oscuro que la obsidiana, y recibió el único premio Pulitzer post-mortem de la historia. Nada mal para un melancólico profesor de Nueva Orleans, y quizá un pequeño bálsamo para su atribulada madre.

2. La primera y única novela que he leído de Isabel Allende es La suma de los días y fue aquí donde descubrí una de sus manías. Siempre comienza a escribir un libro el día 8 de enero y la misma ansia se hace presente cada día siete. Además, enciende una vela y no deja de escribir hasta que esta se apaga, entonces detiene toda la tarea y se va a dormir. El mayor favor que ha recibido fue de parte uno de sus nietos, en el momento en que -en sus palabras- desconectó la computadora haciendo que perdiera cuarenta hojas de nada bueno. 

3. El nombre de Cristopher Marlowe significa muchas cosas, y la mayoría de ellas son un enredo de misterio. Una famosa teoría asume que él —el dramaturgo joven más reconocido de Inglaterra— trabajaba como espía para el gobierno de Elizabeth I, reportando violaciones al código protestante. Supuestamente ello le acarreó muchos enemigos, por lo que decidió fingir su muerte utilizando la excusa de una pelea de bar. Después de eso, cuenta la leyenda, continuó escribiendo bajo un nuevo nombre: William Shakespeare. Por supuesto, lo más probable es que simplemente haya muerto por no pagar la cuenta en el bar, dejando atrás a Doctor Faustus y Edward II como sus obras magnas, pero eso no acalla la cizañosa especulación.

4. Entre las mujeres más radicales que encontramos en la literatura sobresale Emily Dickinson. Sobre su poesía podemos decir que es algo sumamente críptico, además de que su sintaxis al momento de escribir poesía resulta enloquecedora -guiones largos en medio de la oración, ausencia de comas, verbo en el lugar del sujeto. Pero su actitud hacia el mundo es lo que resulta aún más curioso. Pasó su vida encerrada en la casa de su padre en Massachusetts y sólo salió una vez para viajar a Washington como compañera de su padre. Cuando recibía visitas en casa se escondía y hablaba con ellos detrás de una puerta. Al morir se encontraron más de mil poemas suyos... hechos diminutos rollos... escondidos en los calcetines. 

5. No hay duda alguna sobre la grandeza del poema La tierra baldíaThe Waste Land—, firmado por T.S. Eliot. Ha sido honrado a través de los años por su cruda imagen de la vida en la posguerra, y es probablemente la obra más reconocida del modernismo americano. Lo que no es tan ampliamente divulgado es que sus versos son, en realidad, un plagio. Al menos parcial. Eliot solía publicar en una revista editada por Ezra Pound, en donde apareció un poema de un desconocido llamado Madison Cawain. ¿El nombre del poema? Waste Land. El poema de Cawain es mucho más corto que el de Eliot, pero varios de sus versos son reproducidos tal cual por el famoso vate, lo cual es inexcusable, y la probabilidad de que Ezra Pound haya ayudado en el encubrimiento lo hace todavía más tenebroso.

6. Si creen que la carrera que estudian no les corresponde, no pueden decir que están solos. Arthur Conan Doyle -padre de Sherlock Holmes- estudió medicina y ejerció como doctor por un buen tiempo. Sin embargo, fue durante ratos libres en los que descubrió su capacidad como escritor. Gran parte del instinto deductivo de Holmes está basado en el instinto de diagnóstico que todo doctor debe de tener.

7. El amado Antoine de Saint-Exupery siempre gustó de las nubes. Es, de este modo, una tragedia que haya tenido que vivir en un tiempo en el cual volar te ponía en la mira de un rifle. En 1944, ya cerca del fin de la gran guerra, le fue comisionada una misión en el mediterráneo; sin embargo nunca llegó a su destino tras despegar desde Córcega. Su cuerpo nunca fue identificado con precisión, y oficialmente se le listó como desaparecido. En 1998, un pescador halló un brazalete plateado, con el nombre del piloto grabado junto al de su esposa. La reliquia está exhibida en un museo aéreo francés, junto con supuestos restos del avión, mas algunos de nosotros aún preferimos pensar que logró escapar de la estratósfera, y llegar a ese diminuto asteroide con una rosa solitaria.

8. Si creen que han conocido a personas amargadas aguarden a conocer un poco del celebre H. P. Lovecraft. Este maestro del horror se caracterizó por varias cosas; para empezar se declaró ateo a los cinco años debido a la fuerte influencia literaria que tuvo desde temprana edad. Además de esto, su madre no lo dejaba jugar con otros niños por considerarlos de 'menor rango social'. Era sumamente racista, lo que se incrementó cuando, al llegar a Nueva York, los inmigrantes ganaban trabajos que él solicitaba. Odiaba el mar, odiaba la luz y... bueno... odiaba a la humanidad, en general.

9. Puede que el nombre de Henry Darger no les diga nada, y lo más probable es que nunca lleguen a leer su obra. La verdad es que a él no le habría importado mucho. Por 43 años, llevó una vida recluida dentro de un apartamento en Chicago, y no fue sino hasta su muerte que alguien supo de su escritura. Y vaya que había escritura. Darger había dejado atrás una obra manuscrita de 15,145 páginas, cuyo título kilométrico puede resumirse a En los reinos de lo Irreal. Esta monumental novela de fantasía —en donde 7 niñas de sangre noble corren una miríada de aventuras— estaba además ilustrada con miles de estampas y acuarelas. Por obvias razones nunca ha sido publicada, y leer una versión completa sería poco menos que un suplicio. Aún así, no es una obra inútil, pues el autor es ahora reconocido por la estética de sus acuarelas dentro de la comunidad artística, y recordado con cariño en su ciudad natal. Después de todo, se dice que escribió la novela para expiar su soledad: el gobierno nunca lo dejó adoptar un niño. El epitafio de su tumba se lee, de este modo, como una pequeña compensación: “Artista y protector de los niños.”

10. ¿Han amado a alguien de verdad? Si la respuesta es sí pónganse a pensarlo por un momento. Y es que nuestra última invitada a este conteo viene siendo Mary Shelley, autora de Frankenstein y esposa del poeta Percy Shelley. Su marido tuvo una trágica muerte a la edad de 29 años, lo que dejó a la autora completamente destrozada. Sin embargo no estaba dispuesta a perder a su media naranja. Antes de que cadáver del difunto fuese cremado la escritora rescató su corazón.... y lo conservó. Un lindo pisapapeles en su escritorio. 

Es así como cerramos esta lista de '50 cosas que realmente no necesitabas saber'. Esperamos ser una linda adición a sus listas de lecturas y gracias por dejarnos darles una opinión humilde, pero sincera.

4 comentarios:

  1. Hola.
    Me ha parecido una entrada muy entretenida. Me gustó que hicieran la recomendación de los 10 libros, porque ya se me había cruzado esa idea al leer otras de sus entradas con sus emocionantes descripciones. Gracias a ustedes por hacer esto, yo espero seguir pasándome por aquí cada tanto. Escriben magnífico, por cierto. Saludos. :)
    Alejandra

    ResponderEliminar
  2. We are a not-for-profit educational organization, founded by Mortimer Adler and we have recently made an exciting discovery--three years after writing the wonderfully expanded third edition of How to Read a Book, Mortimer Adler and Charles Van Doren made a series of thirteen 14-minute videos--lively discussing the art of reading. The videos were produced by Encyclopaedia Britannica. For reasons unknown, sometime after their original publication, these videos were lost.

    Three hours with Mortimer Adler and Charles Van Doren, lively discussing the art of reading, on one DVD. A must for libraries and classroom teaching the art of reading.

    I cannot exaggerate how instructive these programs are--we are so sure that you will agree, if you are not completely satisfied, we will refund your donation.

    Please go here to see a clip and learn more:

    http://www.thegreatideas.org/HowToReadABook.htm

    ISBN: 978-1-61535-311-8

    Thank you,

    Max Weismann

    ResponderEliminar
  3. Pues técnicamente es spam, pero lo dejaré porque alguien podría interesarse. ... Je. No, en serio.

    ResponderEliminar
  4. Yo añadiría la dedicatoria de "Makbara", de Juan Goytisolo
    "Para aquellos que lo inspiraron y que no lo leerán".

    ResponderEliminar